Ideario

En su devenir histórico, la Institución, ha buscado responder a las condiciones y necesidades que presenta nuestro país, incorporando los avences del desarrollo disciplinario de las opciones educativas que se ofrecen, así como los avances en la tecnología educativa y principios pedagógicos de vanguardia.

Por ello la UNIVERSIDAD DE ESTUDIOS PROFESIONALES DE CIENCIAS Y ARTES, expresa su IDEARIO, atendiendo a sus raíces fundacionales y su desarrollo institucional. Dicho ideario se expresa a través de los siguientes conceptos básicos que reflejan la esencia y ser de la Institución.

Educación

Entendemos la educación como el proceso social mediante el cual es posible preservar los valores culturales que nos dan identidad, que forman integralmente a individuo, tanto en su persona como en su ser social. Es un proceso que tiene como finalidad el desarrollo de la sociedad a través del enriquecimiento de los valores culturales y de la participación efectiva y eficiente de los sujetos de la educación.

La formación integral se concibe como el desarrollo de las potencialidades y capacidades cognoscitivas, afectivas y psicomotrices de los educandos, acorde con su naturaleza y estadio de desarrollo; mediante una lógica que permita al estudiante asimilar de forma consciente los cambios que en él se van gestando.

La educación, en su ámbito formal y específicamente en lo concerniente al nivel superior de educación, se define como el proceso mediante el cual la sociedad forma a los cuadros que, apropiándose del conocimiento científico y tecnológico de vanguardia, inciden en el proceso de desarrollo social hacia estados más elevados, con mayor justicia y más equitativos, desde una posición de toma de decisiones y acción directa sobre la conducción de la sociedad. Este nivel educativo se caracteriza por su sentido globalizador, ya que implica el considerar tanto el bagaje cultural como intelectual del educando. Se considera como una opción terminal y por lo tanto conclusiva.

La educación superior es fuente y receptora del conocimiento científico, tecnológico y cultural; de ahí que su responsabilidad y compromiso social son de alta envergadura, al ser depositaria de los valores y pautas culturales más elevados de una sociedad, adquiere la responsabilidad de su difusión y enriquecimiento.

La educación superior en su función formadora de los futuros profesionales de la sociedad, tiene la misión de generar los hombres y mujeres que reclama el entorno, comprometidos y capacitados para el cambio, agentes y protagonistas responsables del desarrollo del país, con un alto grado de calificación en su área de especialidad y preparados para la elaboración de sus propias habilidades que les permitan enfrentar los retos que supone el futuro de una sociedad dinámica y globalizada.

Sociedad

Entendemos la sociedad como la conjunción de las voluntades individuales, en la búsqueda de mejores niveles de bienestar humano, reflejándose en las distintas esferas de actuación entre los individuos y de estos con su entorno. La estructura social actual, caracterizada por el libre mercado y la globalización, define las relaciones sociales con un sentido pragmático a ultranza, el éxito se establece en función de parámetros económicos, tanto en lo individual como en lo colectivo; aunado a ello, el papel de los medios modernos de comunicación y telecomunicación han reducido distancias que hacen del mundo la “aldea global” con valores y pautas culturales generalizadas, en detrimento de las culturas regionales y nacionales.

La UNIVERSIDAD DE ESTUDIOS PROFESIONALES DE CIENCIAS Y ARTES, tiene como imperativo el rescate de aquello que la modernidad brinda como beneficio en la formación de los futuros profesionales, pero atendiendo al mayor sentido formativo y humanista que le dan su génesis y desarrollo: rescatar al hombre del consumo irracional, de la competencia sin valores, de la masificación, de la deshumanización y de la actuación irracional donde se privilegian los medios y se desconocen los fines.

Indudablemente la sociedad moderna se encuentra en permanente cambio; la explosión del conocimiento y el vertiginoso desarrollo de la tecnología, han tomado a la humanidad por sorpresa, ésta se mueve continuamente con aparente falta de dirección. Por ello la UNIVERSIDAD DE ESTUDIOS PROFESIONALES DE CIENCIAS Y ARTES, sostiene que debe propiciar esa dinámica, potenciarla; no se puede ni se debe detener el desarrollo; sin embargo este debe dar al hombre bienestar, la posibilidad de crecimiento, y humanización.

Como meta de los cambios: rescatar los fines para privilegiar y distinguir los medios, contribuir a la construcción de la sociedad justa, igualitaria y fraterna, planteamiento que siempre ha sido meta de la Institución. Para actuar efectivamente en esta sociedad se requiere una actitud emprendedora, que enfrente los problemas y los resuelva con atingencia y prestancia, que no se tema a la competencia, sino que ésta se asuma como la superación de las limitaciones personales, en pro de un engrandecimiento individual y colectivo, que se asuma la cultura universal sin detrimento de la cultura local y nacional y que estas se porten con orgullo y se reflejen en el quehacer cotidiano.

En suma, para enfrentar y conducir a la sociedad se requiere de una educación de alta complejidad ya que, por un lado, es necesario insertarse en la dinámica universal en que se encuentra inmersa nuestra sociedad actual, y por el otro, rescatar los valores que nos dan identidad, ello aunado a una sólida formación técnica y científica.

Formación de valores

Así la educación en su naturaleza y formación del ser humano individual y social,atiende necesaria y primordialmente a la generación de valores. De esta forma la UNIVERSIDAD DE ESTUDIOS PROFESIONALES DE CIENCIAS Y ARTES sustenta que la formación valoral de los alumnos de nivel superior por ningún motivo debe ser omitida; por el contrario, debe ser función sustantiva del quehacer educativo, actividad prioritaria que se refleja en el hacer cotidiano de la Institución. Desde esta premisa y asumiendo los principios fundacionales de la institución, se asume que los valores que debe poseer y distinguir al egresado de la Institución, se encuentran en la filosofía cristiana que promulga la iglesia católica.Por ende forma valores como:

  • La verdad: La entendemos y la fomentamos como la conformidad entre lo que se dice con lo que se siente o piensa.
  • La ética: La comprendemos y la promulgamos como la ciencia directiva de los actos humanos encaminados hacia un bien honesto de acuerdo con la recta razón.
  • El respeto a la dignidad humana: La sentimos y la promovemos como el trato con decoro a la persona.
  • La responsabilidad: La interpretamos y la fomentamos como el compromiso consigo mismo y con los demás.
  • La solidaridad: La interpretamos y la impulsamos como la adhesión circunstancial a la causa o empresa de otros.
  • El trabajo en equipo: Lo comprendemos y promovemos como la suma de esfuerzos para el logro de un fin.
  • La justicia: La explicamos y la trasmitimos como el trato con equidad y rectitud.
  • Una cultura ecológica: La entendemos y la impulsamos mediante la conscientización en el cuidado de la naturaleza.

Son los valores que deben, esencialmente, vivirse en el proceso educativo y, en consecuencia, brindarse como formación a los alumnos de la Escuela. El reto de la formación en valores sin duda es una de las grandes acciones que la UNIVERSIDAD DE ESTUDIOS PROFESIONALES DE CIENCIAS Y ARTES, asume como acción prioritaria de su quehacer educativo, sin embargo, por su propia esencia educativa, asume la responsabilidad de transmitir a sus alumnos una formación humana centrada en estos principios axiológicos que le dan sentido y forma a su actividad.

Proceso enseñanza aprendizaje

El sujeto de aprendizaje requiere de rumbo para su proceso cognitivo, por ello el objeto de conocimiento le debe ser atractivo, representarle un reto por su característica teórica, por la posibilidad de explorar áreas de conocimiento ignoradas, por su potencial para resolver problemas. El aprendizaje así, se estructura como una actividad intelectual con rumbo que pone en juego las habilidades de pensamiento con dirección clara. El aprendizaje se torna significativo, en la medida en que el sujeto cognoscente es capaz de trasladar el conocimiento a esferas de aplicación concreta y distintas de las que fue adquirido, de esta forma el conocimiento se convierte en una herramienta para enfrentar problemas y transformar la realidad inmediata y mediata del sujeto.

Con el desarrollo de sus habilidades intelectuales el alumno va adquiriendo independencia en su proceso cognitivo, de tal suerte que es capaz de enfrentar situaciones desconocidas con herramientas que le permiten incidir efectivamente sobre ellas, desarrollándose al confrontar conocimientos nuevos, reconstruyéndolos y sistematizándolos efectivamente. En este proceso el docente juega un papel primordial en la conducción del sujeto hacia el objeto, facilitándole el camino y creando las situaciones que propicien un análisis y síntesis sobre dicho objeto , de una manera gradual y sistemática.De esta forma el docente confronta también al objeto relacionándose con él como sujeto cognoscente y reconstruyéndole en sus esquemas cognitivos. Así, no es poseedor de la verdad, es el sujeto que por su experiencia y bagaje intelectual es capaz de dar rumbo al proceso de confrontación con el objeto de conocimiento.

El docente, por otra parte, es la concreción y expresión de la institución, es el contacto directo del alumno con los principios de la institución, es el responsable de llevar a buen término la planeación de la actividad educativa. Por ello, debe ser un sujeto involucrado y convencido del sustento filosófico de la institución, de sus principios educativos y de su misión, además de ser un profesional calificado en el área de su especialidad.

Próximos Eventos

Diplomado Trastornos de la Alimentación

Hora: 06:00:00

Lugar: División Posgrado

11 Jul 2017
TOEFL 2017

Hora: 11:00:00

Lugar: EPCA SUR

04 Aug 2017